domingo, 21 de noviembre de 2010

NOMBRES QUE TE SOÑABA, MARES QUE NO OLVIDÉ…

“Mi cara está arrugada por el paso del tiempo. Miento. No es el tiempo sino el viento. El viento que arrastra granitos de arena que erosionan, que arrastran la superficie hacia el infinito, donde se juntan las células arrastradas desde todos los que poblamos y merodeamos esta superficie ventosa.
Nombres que te soñaba, mares que no olvidé, mi querida sin nombre, mi querida Babel...
Mis manos están arrugadas por el paso del tiempo. Miento. No es el tiempo sino el agua. El agua limpia pero también mata, elimina la muerte pero también la vida. En algún lugar del mar hay un sitio donde se juntan y brindan la vida y la muerte.
Nombres que te soñaba, mares que no olvidé, mi querida sin nombre, mi querida Babel...
Mi alma está arrugada por el paso del tiempo. Miento. No es el tiempo sino el vacío. El vacío permite llenar, caben ilusiones, sentimientos pero también la ambición y el egoísmo. Ha de haber un lugar donde estén las caras del alma de todos los que pasamos por este mundo babel.
Nombres que te soñaba, mares que no olvidé, mi querida sin nombre, mi querida Babel...
Vientos. Mares. Lugares. Veo las caras y los nombres de los que se fueron. Veo las caras y los nombres de los que vienen. Me veo a mí, mis manos, mi nombre, mi alma…y no entiendo nada.
Nombres que te soñaba, mares que no olvidé, mi querida sin nombre, mi querida Babel...”
(Juan Pablo Silvestre)




El viento,


el agua,


el vacío que permite llenar…



Foto: A flote
Momento musical: Mi querida Babel – Banda inaudita
Besos para tod@s

No hay comentarios: